Friday, 10 June 2011

No llores por mí, dice Argentina.

ARGENTINA. Esa República soberana situada al extremo sureste de América del Sur, cuya cultura se caracteriza por sus por rasgos multiculturales. Ernesto Sábato, escritor argentino, la describía así:

"Fracturada la primitiva realidad hispanoamericana en esta cuenca del Plata por la inmigración, sus habitantes venimos a ser algo dual, con todos los peligros pero asimismo con todas las ventajas de esa condición: por nuestras raíces europeas vinculamos de modo entrañable el interior de la nación con los perdurables valores del Viejo Mundo; por nuestra condición de americanos, a través del folklore interior y el viejo castellano que nos unifica, nos vinculamos al resto del continente, sintiendo de algún modo la vocación de aquella Patria Grande que imaginaron San Martín y Bolívar."

Los argentinos somos conocidos por nuestro orgullo nacional, por esa pasión que sentimos por todo lo que es nuestro. A veces nos juzgan por tener demasiado agrado a lo que nos pertenece. Y sí, quizás tengan razón. Quizás exageramos demasiado. Pero la verdad es que nos encanta. Nos encanta exagerar, discutir, levantar el tono de voz  y "pelearla a muerrrrrrrte", quejarnos por cualquier situación por más minúscula que sea. Siempre estamos ahí para hinchar por nuestro equipo, ya sea de fútbol, hockey, rugby. Nos entra la locura hasta cuando jugamos a las bolitas. Dejamos el alma. Nos encanta.

La gastronomía argentina se destaca fundamentalmente por la carne vacuna y los vinos, así como por una amplia disposición de alimentos de todo tipo a precios relativamente bajos. 
Su cocina posee influjos procedentes de las civilizaciones precolombinas andinas y guaraníes, aunque la principal característica es la fuerte influencia de las gastronomías italiana y española.
En otras palabras, tenemos un poquito de cada país (gracias España e Italia por las famosas recetas de la abuela). ¡Y qué decir de esas corpulentas parrilladas de fin de semana!. Ya sea el ASADITO en familia el domingo al mediodía, o el de los viernes y/o sábados con los amigos. Esos tremendos pedazos de entraña, vacío... acompañado con la salsa chimichurri hecha por mamá. Siempre rematando con unos ricos MATECITOS con azúcar quemada al final. 
Ni hablemos entonces de los ñoquis cada 29 del mes, las EMPANADAS,  las pizzas&pastas, el helado artesanal, el puchero, los ricos quesos&las INIGUALABLES facturas con dulce de leche.
Las infusiones que mi mamá coleccionaba en su cajita: boldo, peperina, manzanilla, MATE COCIDO y tecitos de diferentes sabores.

Dejando de lado el alma de gorda, hablemos de deportesEl fútbol superó a todas las disciplinas en el gusto de los argentinos. Miembro de la FIFA, la Selección Argentina de Fútbol participó en 15 de las 19 fases finales de los Campeonatos Mundiales, logrando ser campeona dos veces, en 1978 en Argentina y en 1986 en México, además de llegar a ser subcampeona también dos veces en 1930 en Uruguay y en 1990 en Italia. También obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, además de 14 campeonatos en la Copa América.

Tuvimos a uno de los mejores jugadores del mundo de toda la historia: Maradona. Además de muchos otros jugadores muy respetados y reconocidos mundialmente como Messi, Tévez, Riquelme, Aguero, Milito, Heinze, Mascherano, Gago, &tantos otros que marcaron y siguen marcando la historia del fútbol.

Podría pasarme horas hablando de esta nación. No, no es perfecta. De hecho, todos tenemos muy claro que la administración de nuestro país está en decadencia desde hace ya muchos años atrás. Es una tierra rica en recursos naturales, pero muy mal administrada por sus gobernadores, los cuales prefieren centrarse en sus propios intereses, a hacer frente a tanta injusticia y necesidad. El pueblo argentino necesita volverse al Único que tiene poder para solucionar el desastre que se hizo de nuestro país. Necesita CREER para ver.

Perdónennos por emocionarnos cada vez que hablamos de nuestras raíces, por taladramos a preguntas con nuestro acento inconfundible, por nuestro humor ambiguo. Perdónennos por ser argentinos.







Jx

1 comment:

  1. Me gusta!!!
    A ver cuando sale el próximo!!! =P

    ReplyDelete